Planta de tratamiento de corcho con CO2 supercrítico en Francia

La empresa francesa Diam Bouchage, perteneciente al grupo OENEO, ha encargado a un consorcio de empresas de Francia, Austria y España, el diseño, la realización de los proyectos,la selección de contratistas, la dirección de obra y la puesta en marcha de su nueva planta de tratamiento de corcho con CO2 supercrítico, en Céret (Francia).

ARRAM ha asumido la responsabilidad sobre todas las instalaciones auxiliares de la industria: electricidad, gas, aire comprimido, agua fría y caliente, climatización, protección contra incendios, Etc.

La nueva planta, con una inversión superior a 25 millones de euros, permitirá al grupo OENEO producir más de 1.000 millones de tapones al año.

El tratamiento con CO2 supercrítico extrae del corcho los compuestos aromáticos responsables de los posibles defectos organolépticos transmitidos al vino por los tapones.

Anteriormente ARRAM ha desarrollado dos proyectos similares para el mismo promotor en San Vicente de Alcántara (Badajoz).

La empresa francesa Diam Bouchage, perteneciente al grupo OENEO, ha encargado a un consorcio de empresas de Francia, Austria y España, el diseño, la realización de los proyectos,la selección de contratistas, la dirección de obra y la puesta en marcha de su nueva planta de tratamiento de corcho con CO2 supercrítico, en Céret (Francia).

ARRAM ha asumido la responsabilidad sobre todas las instalaciones auxiliares de la industria: electricidad, gas, aire comprimido, agua fría y caliente, climatización, protección contra incendios, Etc.

La nueva planta, con una inversión superior a 25 millones de euros, permitirá al grupo OENEO producir más de 1.000 millones de tapones al año.

El tratamiento con CO2 supercrítico extrae del corcho los compuestos aromáticos responsables de los posibles defectos organolépticos transmitidos al vino por los tapones.

Anteriormente ARRAM ha desarrollado dos proyectos similares para el mismo promotor en San Vicente de Alcántara (Badajoz).