Obligación medioambiental para actividades potencialmente contaminantes de suelos.Te explicamos el procedimiento a seguir.

Las empresas que realizan actividades catalogadas como potencialmente contaminantes de suelo, están obligadas a presentar el Informe de Situación de Suelos ante el órgano competente de su Comunidad Autónoma.

Procedimiento si tu empresa desarrolla actividades contaminantes de suelo

Las diferentes comunidades autonómicas establecen su propio procedimiento de regulación de suelos potencialmente contaminados y sientan las bases para la creación de un inventario de la calidad de nuestro suelo, establecido en un marco estatal en base a: la promulgación del R.D. 9/2005, por el que se que realiza un catálogo de aquellas actividades potencialmente contaminantes para los suelos y establece los criterios para la consideración de un suelo contaminado; y a la Ley 22/2011 de Residuos y suelos contaminados, que regula las obligaciones de información de los titulares de actividades potencialmente contaminantes de suelos y titulares de suelos contaminados, 

Así, en cada comunidad trabajamos en base a su propio Decreto, por ejemplo; en Madrid, contamos con el Decreto 326/1999 por el que se regula el régimen jurídico de los suelos contaminados; en  Andalucía, donde aplicamos el  Decreto 18/2015 por el que se aprueba el reglamento que regula el régimen aplicable a suelos contaminados; o en Extremadura con el Decreto 49/2015 que establece un procedimiento de regulación de suelos potencialmente contaminados, además de sentar las bases para la creación de un inventario de la calidad de nuestro suelo. (ver resto de Comunidades Autónomas)

El R.D. 9/2005  incluye en su relación  de actividades potencialmente contaminantes para los suelos,  actividades desarrolladas habitualmente por algunos de nuestros clientes:

  • Fabricación de grasas y aceites
  • Artes gráficas
  • Fabricación de detergentes, productos de belleza, jabones…..
  • Fabricación de vidrio y productos de vidrio
  • Fabricación de muebles
  • Producción y distribución de energía eléctrica
  • Depósitos  y almacenamiento de mercancías peligrosas

 

Extremadura, se ha sumado a las comunidades que han publicado su propio procedimiento en el Decreto 49/2015, clasifica las actividades potencialmente contaminantes del suelo en 3 tipos, A, B y C, de mayor a menor potencial contaminante y  según el procedimiento de autorización o comunicación ambiental al que se encuentren sometidas (Decreto 81/2011).

Este Decreto  establece,  en su artículo 5, que los titulares de estas actividades, antes de su inicio,  por modificación sustancial, por cese de  la misma o cuando se adquiera un suelo en el que anteriormente se desarrolló una actividad potencialmente contaminante, deberán presentar un informe de situación (IS), con el contenido indicado en el Anexo II del R.D. 9/2005. Este IS deberá ser actualizado cada 5 años; y es desde ARRAM Consultores, donde  podemos ayudar a nuestros clientes, realizando estos informes de situación. 

En cualquier caso, la Dirección General de Medio Ambiente, en vista de la información recibida en el IS, podrá recabar del titular de la actividad, o del propietario del terreno los informes o análisis complementarios, que estime oportunos.

No obstante, este Decreto 49/2015 en su Artículo 7,  establece  la posibilidad de que  el titular de la actividad presente un informe de situación simplificado, que sustituirá al previsto en el Artículo 5, no requiriendo de información complementaría por parte de la Dirección General de Medio Ambiente.

Este informe de situación simplificado necesitará de diferente documentación, según la fase en la que se redacte el informe:

  • Anterior a la actividad (diferenciándose terrenos en los que se han desarrollado actividades potencialmente contaminantes, de los que no).
  • Periódico
  • Por cese de actividad
  • Por cambio de actividad

Y según la clasificación del tipo  de actividad:

  • Clasificación A: Cualquier actividad sometida al régimen de autorización ambiental integrada,  como por ejemplo industrias tomateras y centrales hortofrutícolas con una capacidad de producción superior a 300 tn/día.
  • Clasificación  B: En principio actividades sometidas al régimen de autorización ambiental unificada, pero siempre que no superen determinadas capacidades de almacenamiento de sustancias potencialmente contaminantes. Es el caso de industrias lácteas de mediano tamaño, con un cantidad de leche recibida de entre 1 y 200 tn/día.
  • Clasificación C: Como norma general, cualquier actividad sometida al régimen de comunicación ambiental, pero con limitación en el almacenamiento de sustancias potencialmente contaminantes. En este grupo se encontrarían pequeños talleres, supermercados o centrales hortofrutícolas con una capacidad de producción inferior a 4 tn/día.

En cualquier caso:

 

Desde ARRAM CONSULTORES podemos asesorar y trabajar con nuestros clientes en este y otros aspectos relacionados con el medio ambiente, ya que desde hace años tenemos un compromiso claro con la defensa y protección de nuestro entorno, que siempre tratamos de reflejar en nuestros proyectos, compromiso avalado por la obtención de la certificación en la norma ISO 14.001 en Sistemas de Gestión Ambiental, en el año 2.011.

 

Sergio Javier Pedrosa Ruiz. Ingeniero Técnico Industrial

Imágenes relacionadas

Obligación medioambiental para actividades potencialmente contaminante de suelos. Comprueba si tu empresa realiza estas actividades