La transformación digital que requiere la industria precisa del compromiso de todos los empleados